ADOLFO SUÁREZ

martes, 15 de abril de 2014

Un Borbón y un ‘boliburgués’ en la corte de Maduro

Un Borbón y un ‘boliburgués’ en la corte de Nicolás Maduro

Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Franco y Alfonso XIII y sobrino del Rey Juan Carlos, está en el centro de una nueva aristocracia: la bolivariana. Es el yerno de Víctor Vargas, dueño del Banco Occidental de Descuento, el banquero que acrecienta su fortuna con sus negocios con el gobierno venezolano.



Suele ser bastante habitual ver a Luis Alfonso de Borbón atravesar los pasillos de la T1. El vuelo proveniente de Caracas que aterriza los sábados en el aeropuerto madrileño viene casi siempre lleno. Él sale rápido y sin equipaje, apenas lleva un bolso de mano; se pierde, a paso veloz, entre los pasillos de la terminal, apenas visible entre la multitud y camuflado con unos vaqueros y un simple jersey. El duque de Anjou, bisnieto de Franco y Alfonso XIII, sobrino del Rey Juan Carlos y pretendiente legitimista al trono de Francia vive así: a caballo entre Madrid –allí vive su esposaMargarita Vargas con sus hijos- y la capital venezolana, la segunda ciudad más violenta del mundo después de San Pedro de Sula (Honduras) y en la que trabaja junto a su suegro, Víctor Vargas, dueño del BOD (Banco Occidental de Descuento), una entidad financiera que se fortalece en el círculo de negocios con el gobierno Bolivariano. La relación de Vargas con el chavismo,valga decir, se torna cada vez menos fría, a juzgar por la reciente compra de La Cadena Capriles.

La operación en sí misma es elocuente: lo que se compra y cómo se compra habla de la posición actual de Vargas. La ley venezolana prohíbe a los bancos la adquisición de un medio de comunicación. Así que esta se ha hecho a través de un préstamo del BOD a un fondo internacional con sede en Estados Unidos para hacerse finalmente con la Cadena Capriles, grupo editorial que conservaba todavía una relativa independencia informativa en un país minado por la prensa oficial, la autocensura y la persecución gubernamental contra la libertad de información. Tras la operación en la que Vargas ha conseguido hacerse con el grupo, sus dos principales cabeceras –Últimas noticias y El mundo- experimentan una transformación editorial acaso demasiado complaciente –más de 60 periodistas de la plantilla han criticado el hecho- en un país en el que las libertades civiles se vuelven inexistentes, la inflación galopa y la escasez azota a la población mientras una pequeña burguesía –boli burgueses les llaman- se consolida alrededor de los herederos del chavismo.




En el equipo financiero de Víctor Vargas, Luis Alfonso de Borbón, su yerno, aportó la prestancia de la Flor de Lis a una fortuna que ya era considerable. De Banif y BNP-Paribas, pasó a ser elresponsable de Relaciones Internacionales del BOD, cargo que ocupa tras su boda con Margarita Vargas, nueve años menor que él y heredera de la fortuna de Vargas. Alto y dueño de un cuerpo de armario que machaca con larguísimas sesiones de ejercicio, el bisnieto de Alfonso XIII vivió el divorcio de sus padres a los seis años; a los 10 perdió a su hermano mayor Francisco en un accidente de tráfico y a los 15 quedó huérfano de padre; de ahí que algunos periodistas se hayan hecho eco de una versión tan empalagosa como relativa según la cualLuis Alfonso de Borbón ha encontrado en el banquero venezolano a un padre, de la misma forma en que este habría visto en su yerno al primogénito perdido –el único hijo varón de Vargas murió a los 18 años-. Existen, sin embargo, otras versiones al respecto.

Mientras algunos ven en Luis Alfonso de Borbón una figura cercana e importante en el equipo del BOD y el entorno de Vargas, otras fuentes aseguran que se trata de una relación cordial, no decisiva. Vargas ni necesita ni acepta consejeros ni apoyos. Él hace lo que quiere. “Yo he presenciado esa relación entre Vargas y el Borbón y puedo dar fe de que Vargas controla todo y lo trata como un empleado más. Si hace algunas transacciones estoy segurísima que son a plena vista de su suegro”, dice una fuente cercana al mundo financiero quien asegura que el duque de Anjou es, en todo caso, una pieza dócil comparado con su otro yerno: Francisco D’Agostino, esposo de la hija mayor de Vargas y accionista de Derwick, una empresa venezolana de ingeniería especializada en la construcción de plantas de generación de electricidad que cuenta con una oficina en España desde 2010. “Sé que Vargas tiene serias diferencias con su yerno”.




El motivo de los desencuentros comienza con una querella en Miami en la que, según un exempleado de la empresa Derwick, señaló una operación de lavado de dinero que involucraba a Diosdado Cabello, hombre fuerte del chavismo, acaso un magnate socialista que se ha hecho con una amplia cartera de empresas –que producen para el gobierno- y detenta un oscuro poder como presidente de la Asamblea Nacional, desde cuya silla ordena apalear a los diputados opositores, así lo hizo en 2013.

Según aquella demanda, Diosdado Cabello recibió 50 millones de dólares "en sobornos" a cambio de "un contrato público que los funcionarios sabían que permitiría a los demandados sobrefacturar". Esos pagos ilegales tenían por objeto "facilitar el lavado de dinero y la sobrefacturación" por parte de los demandados: la empresa derwick y sus propietarios: Leopoldo Alejandro Betancourt-López, Pedro Trebbau-López y Francisco D'Agostino Casado. Este ha sido un juicio polémico en el que han intervenido –no sin insultos ni desavenecias- el banquero Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco –entidad que controla el Banco Etchevarría y se ha hecho con el control de Novagalicia-, y Óscar García Mendoza, titular del Banco Venezolano de Crédito (BVC).

Víctor Vargas, un hombre ambicioso y con un sentido de la mímesis muy potente, no tiene relaciones del todo fluidas con el chavismo, a su manera atomizado en distintos islotes en los que cada quien intenta. Ha ido trabajándolas de a poco. En el año 2002, Víctor Vargas ofreció su apoyo a un entonces vivo Hugo Chávez, quien afrontaba una huelga petrolera con la que el chavismo aceleró su viraje hacia el autoritarismo. Chávez sin embargo no veía con muy buenos ojos a Vargas, que intentó entonces adquirir el Banco de Venezuela, en aquel entonces perteneciente al grupo Santander y que Hugo Chávez quería controlar como un banco del Estado –cosa que finalmente hizo-. ¿De dónde sale entonces este acercamiento reciente con la Revolución Bolivariana?




“Para entender el reciente acercamiento de Vargas con el gobierno, la clave está en el pacto logrado para comprar la Cadena Capriles a través de una triangulación financiera a cambio de la fusión del BOD con Corpbanca”, explica una fuente, refiriéndose al proceso por el cual la entidad financiera chilena entró finalmente en la cartera de Vargas, una operación que el organismo regulador de la banca en Venezuela había retrasado y que solo en 2014 se hizo efectiva. “Sin embargo, Vargas no era un banquero favorito de Chávez sino. Sus vinculaciones con José Vicente Rangel –periodista y mano derecha de Hugo Chávez en cargos claves: vicepresidente, ministro de relaciones exteriores y ministro de la Defensa- le permitieron navegar sobre aguas turbulentas. De hecho, cuando fue presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela fue mucho el lobby que tuvo que hacer Vargas”, comenta una fuente que prefiere, también, mantenerse en el anonimato.

Mientras Venezuela vive uno de sus momentos políticos más dramáticos –desde febrero el país vive protestas ciudadanas brutalmente reprimidas por el gobierno, con 40 muertos casi como centenares de heridos, torturados y desaparecidos, además de una inflación del 56%-, una nueva burguesía fortalece sus vinculaciones y negocios con los delfines y herederos del chavismo, sin duda una corte revolucionaria en la que el banquero Víctor Vargas se abre paso junto a Luis Alfonso de Borbón. El asunto es un ganar-ganar: Vargas agrega a las tarjetas de visita de su banco lustrosos apellidos reales, mientras su yerno mantiene vivas sus pretensiones dinásticas con los millones de la familia política.


Vicealmirante Carratú propone junta civico.militar

Sentido Común #35 @alFranceschi - El Vicealmirante (R) @MICarratu propone junta cívico-militar!









Muerte bajo sospecha por Ángel Carromero

Ángel Carromero presenta su libro 'Muerte bajo sospecha'

El secretario general de Nuevas Generaciones de Madrid, Ángel Carromero, ha presentado este martes en rueda de prensa su libro 'Muerte bajo sospecha', editado por Oberón, donde ha asegurado que su vida "acabó en Cuba" tras los sucesos de julio de 2012 -en los que murieron el líder del Movimiento Cristiano de Liberación, Oswaldo Payá, y su colaborador, Harold Cepero-, y que si hay un indulto "justo" sería el suyo. 





 



"Soy inocente, una víctima del castrismo", ha asegurado después de criticar el "buenismo de la sociedad española" ante "una dictadura de izquierdas" y tras aseverar que no ha sido fácil hablar de lo sucedido ni escribir sobre ello, cuando lo más sencillo habría sido quedarse callado. No lo ha hecho "por conciencia, por la memoria de Payá y Cepero y por las familias". 

Carromero ha apuntado que sí ha sentido el apoyo de su partido, especialmente de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, de quien ha dicho que se "volcó en querer saber lo que pasó". Ese respaldo también lo percibió por parte de la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, quien se ha reunido con la familia de Payá.

Sobre el indulto, que cuenta con el apoyo de la familia de Osvaldo Payá,Ángel Carromero ha explicado que "sigue en la mesa del Consejo de Ministros". "Si hay un indulto justo sería éste. No veo una causa objetiva para que no se conceda y más cuando se lee que el fiscal se opuso porque decía que no estaba arrepentido". 

"¿De qué se tiene que arrepentir alguien que es inocente y que la familia no le culpa de nada", ha preguntado, después de apostillar que es "difícil de creer que se den otros cuando este está absolutamente justificado". No cree que la publicación del libro pudiera ser negativo para el indulto ya que "que se sepa la verdad no perjudica a nadie". 




Visiblemente emocionado, Carromero ha destacado que el "drama" es la muerte de Payá y Cepero pero también ha reconocido que en su vida hay un antes y un después de lo ocurrido en la isla. "Mi vida acabó en Cuba y me esfuerzo en tratar de rehacerla pero para mí todo ha cambiado", ha confesado después relatar que lo sucedido sólo le permite pensar "a corto plazo". "Sólo pedía volver a casa un día para despedirme de la gente", ha relatado tras recordar sus cinco meses de prisión en Cuba. 

Carromero ha estado respaldado por la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, que no ha dudado en arremeter contra el "nulo apoyo de las autoridades judiciales españolas". "Sólo queremos que se abra una investigación internacional" para aclarar este "casi crimen perfecto" del que ha acusado al gobierno cubano. Ella y su familia han tenido que trasladarse a Miami ante las amenazas de muerte recibidas. 

Acevedo ha apostillado que se aceptó "ventilar el asunto" por parte de las autoridades "como si fuera una cosa insular, para acogerse al tratado entre ambos países, y no como lo que es, un caso político". Carromero, a su vez, ha explicado que para traerle a España el Consejo de Ministros "tuvo que dar validez a la sentencia cubana", tal y como habría hecho si hubiera sido dictada "por una tribu aborigen del Amazonas". 

Eso imposibilitó que en España se pueda revisar el juicio al ser algo ya juzgado. "Aquí vivimos en un Estado de Derecho que cumple la ley", ha remarcado. La viuda ha agradecido el "valor" de Carromero a la hora de escribir este libro, "con lo joven que es y en un mundo donde los intereses personales están por encima de la dignidad de las personas". 

Carromero ha explicado que lo escribió para que "se sepa con todo detalle" lo ocurrido en el "accidente provocado" con el fin de acabar con la vida de dos personas "importantes de la disidencia y peligrosos para la dictadura comunista".


El vídeo grabado por coacciónUno de los momentos clave de la rueda de prensa ha sido cuandoCarromero ha explicado cómo los militares cubanos le obligaron a grabar un vídeo, parte esencial de la "farsa" que se desarrolló en la isla. Por otro lado, el popular ha explicado que, a pesar de lo publicado, su carné de conducir tenía validez hasta el mes de octubre. 

Lo grabó después de haber sido "golpeado" y estando "rodeado de militares". Le obligaron a decir lo que ellos querían, de ahí el uso de modismos latinoamericanos (accidente en tránsito por accidente de tráfico). Pero también sacó a relucir su ingenio: para demostrar que el vídeo iba a ser editado y manipulado, se abrochaba y desabrochaba los botones del polo que le dieron en la cárcel. 

A eso suma las fotos del atestado y del árbol contra el que supuestamente chocó por exceso de velocidad. "Es inverosímil, el árbol estaba intacto, recto", ha manifestado. Además, el coche siniestrado aparece en algunas fotografías "al lado de un riachuelo" y en otras "en medio de la selva". 

Tampoco ha faltado en la rueda de prensa la pregunta sobre la actitud de su compañero de viaje, el sueco Aron Modig, que salió de la isla asegurando que iba dormido y que no se enteró de nada. Esa versión la mantenía hace un año, cuando se reunió con el español. 


TOMADO DE 


elheraldo.es





domingo, 13 de abril de 2014

Alan García contra Maduro en Madrid

Alan García se unió a protesta contra Maduro en Madrid
El Gobierno de Venezuela "ha llevado a los venezolanos a la carestía, el desempleo y la pobreza", declaró el ex presidente de Perú




- El ex presidente peruano, Alan García, participó en una concentración en Madrid junto con varios cientos de personas para pedir al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que se pronuncie contra el Ejecutivo del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El Gobierno de Venezuela "ha llevado a los venezolanos a la carestía, el desempleo y la pobreza", declaró Alan García.

El acto tuvo lugar en la madrileña Plaza de España y concentró a unas trescientas personas, muchas de las cuales portaban con banderas venezolanas y vestían camisetas con el lema "SOS Venezuela".

"Yo vine porque quise, a mí no me pagaron", gritaron los manifestantes que pidieron la salida de Maduro del Gobierno venezolano.





Durante la concentración intervinieron diferentes representantes de asociaciones de venezolanos en España, que insistieron en pedir al Gobierno español que se pronuncie en contra del régimen venezolano.

García, quien fue presidente de Perú en los periodos de 1985-1990 y 2006-2011, arengó a los presentes con mensajes contra la gestión de Maduro y le pidió a Rajoy que sea "el primero en tomar la palabra contra la represión de la libertad de expresión" en Venezuela.

En posteriores declaraciones, el ex mandatario peruano apeló a sus "amigos" el ex presidente del Gobierno español Felipe González y el también socialista Alfonso Guerra para que "griten con fuerza" en favor de la libertad de un país con una inflación del 90%, con carestía de alimentos, falta de libertad y con "motorizados que pasan matando a la gente por las calles".

"El deber de cualquier demócrata es gritar donde quiera que haya un hombre esclavizado", añadió, y al recordar el ejemplo de "reconstrucción democrática" que es España, consideró que debería pedir a Venezuela que emprenda "una transición" que devuelva el bienestar a los ciudadanos. 





También intervino en el acto la redactora de la carta abierta al Gobierno español, Patricia Carrera, quien le pidió que solicite a la corte penal internacional una investigación sobre "los presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela".